01 octubre 2009

The Fairy Feller's Master-Stroke

¿Un cuadro de locos?...



The Fairy Feller's Master-Stroke (El Golpe Maestro del Duende-Leñador) es un cuadro del género de Pintura de Hadas.

¿Qué tiene de especial este cuadro? (a parte de ser inspiración para que un genio como Freddie Mercury compusiese una increíble canción en su honor).

Para empezar hay que decir que el autor tardó nada menos que nueve años en completar la obra y lo hizo mientras estaba recluido en un Frenopático... (en un manicomio, vamos). ¿Que porqué estaba recluido? ¿Por estar loco?, ¡Hombre, pues sí!. Pero sobre todo por ser un asesino.

Parece que el cuadro sí que tiene algo de especial después de todo, ¿verdad?. Bueno empecemos por el principio.

Richard Dadd (el autor de este cuadro) nace en Chatham, Inglaterra. Hijo de un prestigioso químico y nacido con un talento especial para la pintura, encamina su potencial ingresando en la Real Academia de las Artes a los 20 años.

En 1842, con 25 años, es contratado por su amigo Sir Thomas Phillips, ex-alcalde de Newport, para trabajar como ilustrador en una expedición por Europa, Turquía, Palestina y Egipto. (Aquí empieza lo interesante).

En diciembre, durante su viaje por el Nilo, se une a unos paisanos que estaban fumando en narguile. A Dadd le fascinó el sonido que hacía el agua en la pipa hasta el punto de pensar que tras ese sonido se escondía un mensaje secreto. Durante los días siguientes fue descifrando el mensaje que parecía proceder del mismísimo Osiris. El dios se comunicaba con Dadd (su sacerdote) para encomendarle una importante tarea. El pintor convirtió su camarote en un lugar sagrado dedicado a la deidad y su conducta llegó a tal punto que decidieron llevarle de vuelta a casa. Sin embargo, Dadd ya había conseguido descifrar el mensaje de Osiris: acabar con el diablo que aparecía encarnado en distintas personalidades del mundo.

Desoyendo los consejos médicos, su padre trataría de volver a la cordura a su hijo por medio del reposo en la villa de Cobham, cerca de su lugar natal.

Sin embargo, las voces recordaron a Dadd su misión. Tras cenar en una taberna del lugar, el pintor y su padre salieron a dar un tranquilo paseo de vuelta a casa. En un descampado, Dadd mata a su padre (a quién creía el diablo) con un cuchillo y huye a Francia.

En su huida, de camino a París, agredió a un turista en un tren y fue detenido. Inmediatamente confesó su crimen. Parece ser que en el registro la policía pudo encontrar una lista de "personas que deben morir", encabezada por el padre del pintor.

Aquí acaba la andadura de Richard Dadd en libertad. Fue trasladado a Inglaterra e ingresado en el manicomio de Bethlem donde estaría internado 20 años, los últimos 9 los dedicó a pintar sobre un pequeño lienzo de 54 x 39 centímetros, añadiendo de forma compulsiva capa sobre capa de pintura para crear su obra maestra eternamente inacabada: The Fairy Feller Master-Stroke.

En 1864 le trasladaron al hospital psiquiátrico de Broadmoor y 22 años después moriría debido a una enfermedad pulmonar.

En el cuadro (expuesto hoy en la Tate Gallery de Londres) se pueden apreciar distintos personajes fantásticos (duendes, hadas, reyes, dioses, soldados, seres indescriptibles con expresiones satíricas...), margaritas, nueces, hojas... En el centro, el Duende-Leñador se dispone a dar el Golpe Maestro. En un magnífico retrato de la esencia del tiempo, el cuadro capta el preciso instante previo al golpe. Todos los personajes del cuadro esperan expectantes que el Leñador descargue su hacha sobre la nuez. Algo que está a punto de suceder de manera inmediata... pero que nunca ocurre.


Esta es la canción inspirada en el cuadro. Dos obras maestras.
Consejo: guarda la imagen y ábrela. Pon en marcha la música y disfruta escuchando a Queen y viendo el cuadro.


La canción se encuentra en el disco Queen II. Este disco se compone de dos caras: The White Side (con 5 canciones compuestas por el guitarrista Brian May y el batería Roger Taylor) y The Black Side (la increible cara negra, con 6 canciones interconectadas, compuestas todas por Freddie Mercury y que son posiblemente los mejores 20 minutos de Queen).

Aquí podéis ver la letra de la canción y su traducción más o menos acertada: Letra.


4 comentarios:

David Diego D. dijo...

¡Gracias! ... otra vez

Óscar Barquín Ruiz dijo...

¡Me alegra que te guste!, una buena historia para un increíble cuadro y una genial canción.

Far Rock dijo...

Cuanta genialidad en una sola "entrada"
Una pequeña-gran reseña Maestra!!
Gracias!!

Óscar Barquín Ruiz dijo...

Gracias Far Rock. Realmente es un gustazo disfrutar del cuadro y la música al mismo tiempo.