22 abril 2009

Las nuevas medidas anti-piratería

Las libertades coartadas en Internet


Como ya he comentado en alguna ocasión, parece que cuando hablamos de Internet se olvidan totalmente los derechos individuales, que tanto nos ha costado conseguir, a favor de otros derechos industriales siempre de rango inferior.
Según todos los indicios la Ley Antipiratería va camino de adoptar medidas radicales para la persecución del no-delito de descargar contenidos desde Internet. Entre estas medidas está el controlar las conexiones de los usuarios para detectar descargas ilegales a través de distintas vías. 
Este hecho choca frontalmente con el derecho a la privacidad, comunicaciones, intimidad y a la inviolabilidad del domicilio de cada usuario, derechos que solo pueden ser restringidos cuando haya indicios claros de acto delictivo y bajo autorización judicial.
Por si acaso dejo aquí un artículo que he encontrado en un libraco viejo que tengo por casa. Un documento con el que, cuando interesa, se les llena la boca a nuestros gobernantes electos pero que, si estorba, no tienen ningún complejo en dejar al margen.

Artículo 18 de la Constitución Española.

1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.

3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.