14 julio 2008

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? (Capítulo 8)

... y por fin llegó la salvación.

Este es el capítulo final. Un ejemplo de objetividad. Sin desperdicio.


¿Todavía alguien se atreve a sostener: Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Capítulos anteriores:

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, buen recordatorio "de lejos" al que añado este "de cerca"...


http://www.elmundo.es/2007/11/20/espana/2265077.html


...…con un denominador común. La progresía que calló entonces entonando disciplinados cantos patrios en las escuelas, algo parecido hace hoy entonando lemas no menos patrios en muchas escuelas actuales, no lejanas y de todos conocidas. Antes se le mandaba al maestro firmar su aceptación del entonces Régimen, hoy no andan las cosas muy diferentes en las actuales escuelas nacionalistas, que las sigue habiendo. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?, no lo creo, como no creo tampoco que los cambios sean tan profundos sobre todo en lo referente al compromiso social de denuncia entre las clases sociales establecidas y cultas, generalmente acomodas, antes como ahora, entre tanto "profe progre" que sigue en silencio cuando el compromiso personal es requerido.



No vayas tan lejos desplegando reivindicaciones pasadas, cerquita te sobran motivos para mojarte… si te atreves.

Óscar Barquín Ruiz dijo...

Gracias por el comentario, aunque creo que está fuera de lugar ya que el objetivo no es realizar una crítica política al Régimen, sino romper una lanza a favor del Sistema Educativo actual desmontando axiomas falsos.

Creo la intención de los post son evidentes: reflejar el contenido de un libro de texto "cualquiera" para bajar del pedestal esa supuestamente maravillosa educación que se recibía antaño, a la que con tanta asiduidad se alude para criticar la actual: "Antes si que aprendíamos cosas importantes..." para muestra un botón.
Como ves, la crítica va más encaminada al aspecto pedagógico de los contendios que al político. Aún así, comparar la beligerancia de estos textos con los editados actualmente carece de sentido. Puedo compartir parte de lo expuesto en el artículo de investigación que propones (aunque siempre con reticencias... se podría escribir mucho también de la beligerancia de determinados periódicos y su rigor a la hora de investigar... y más con las elecciones tan cerca), pero no esa visión catastrófica de la aulas en las distintas comunidades de España. Además las editoriales son muchas y variadas... ¿SM o Edebé tienen esos mismos textos...? ¿y Anaya...? lo dudo. Ahí está la capacidad de elección de cada centro. Es más, ¿quién te obliga a usar libro de texto?...

En fin, que los post no pretenden ser una crítica política al régimen franquista (no necesario por obvio), sino una crítica pedagógica a los supuestos Sistemas Educativos hiper-eficientes (incluida la LGE con la que estudié yo) que TANTO nos enseñaron. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?... No. El Sistema Educativo actual es perfecto... No, pero desde luego es preferible a aquellos... hagámoslo aún mejor.


Por cierto, tiene gracia que hables de mojarse y atreverse firmando como Anónimo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Un libro de texto cualquiera es cualquier libro de texto y eso es lo que manejamos, libros de texto cualesquiera. No conozco estudio exhaustivo al respecto que defina sesgos en unos u otros libros de texto, tampoco en el grupo Polanco que como PJ lleva su trago, y tanto las muestras elegidas por ti como por mi contienen sesgos, evidentemente. Dejar de lado el sesgo político para acentuar el tono pedagógico, en educación, es salirse un poco por la tangente, me parece, porque aún hoy, como ayer, la influencia política en la educación institucionalizada es mayor que la meramente pedagógica, la cual, con casi sesenta años de edad y más de treinta de ejercicio, veo bastante menos cambiada de lo que a primera vista parece. Evidentemente soy más viejo que tú, yo no hice la EGB, hice Primaria en la escuela de mi pueblo, nunca abandoné la escuela y no me faltan motivos para repartir cal y arena indiscriminadamente entre unos y otros sistemas. No creo que antes el sistema educativo público español fuera mejor que ahora; ahora es mejor, está mejor dotado, mejor financiado, más extendido y más acorde a un país económicamente mejorado y mejor alineado con el entorno europeo. Por supuesto la actual situación es preferible a aquella pero no olvides que son muchas las escuelas (familias, alumnos, maestros) que padecen actualmente opresiones similares a las que NO citas (por motivos pedagógicos) pero SÍ implicas en estos históricos post de tu blog aún sin intención torticera por tu parte, de lo cual me has sacado de dudas al responder, lo cual te agradezco.



De pedagogía mucho queda por decir ciertamente, pero si te soy sincero, poca gana tengo de ello. Lo único que apunto al respecto es que nadie nos obliga a utilizar libros de texto, para eso están los cuestionarios oficiales, lo cual tiene su coña. Yo, en concreto, no los uso, pero esa ya es otra historia.

Óscar Barquín Ruiz dijo...

De nuevo, agradezco tu comentario.

Reitero que, aún entendiendo y posiblemente compartiendo tu postura sobre la situación en determinadas comunidades, no es intención de los post (ni del blog) entrar en disquisiciones políticas sobre situaciones educativas que, por otro lado, desconozco en profundidad por no estar en contacto directo con ellas. Sin embargo, siempre estaré en contra de actuaciones políticas y/o educativas que pretendan dirigir acríticamente a los alumnos (y docentes) por determinadas sendas (sean estas del color político que sean o dependan de una institución pública o privada, que también se da).

Si lees un poco las entradas del Blog verás que hay muy poca política (y mucha metodología), de hecho, creo que hay más política en estos comentarios que en todo el Blog. Eso no significa que carezca de posicionamiento ni que no vea la clara relación entre política y educación. Sin embargo, no creo que nadie tenga interés por conocer dicho posicionamiento y, por otro lado, tenemos a día de hoy la libertad en nuestras aulas (cierto que en unas más que en otras) de ser coherentes y formar en el libre pensamiento sin depender de libros de texto... simplemente toma el currículo y crea tu programación. Yo tambien abogo por abandonar el servilismo al libro de texto.

En cuanto al ejemplo de 1961 que pongo, no es que yo haya seleccionado ese libro entre otros... simplemente es el único que tengo. :)

¿Cualquier tiempo pasado...? viene a responder a aquellos que critican las nuevas tendencias educativas defendiendo que antes se enseñaba mejor, apoyándose en que ellos saben más que un chico que termina las ESO con 18 años (olvidando que entre 18 y 40 años, por ejemplo, hay otros 22 en los que una persona sigue madurando y aprendiendo). Viene a responder a los que usan informes al estilo PISA (sin leerlos por cierto) para defender una vuelta a lo de antes, olvidando que al final reformas como, por ejemplo, la LOCE reproducen la LOGSE vendida con otro nombre y envoltorio porque al fin y al cabo es lo mejor para nuestros alumnos de hoy.

En definitiva, es una manera de comparar enfoques a través de un texto que a mí personalmente me parece divertido, seguramente porque no lo viví de forma directa.


Para terminar, puedo asegurarte que existe un enorme cambio metodológico, al menos en el ámbito de infantil que es en el que me muevo, aunque siempre quede mucho camino por andar.

Saludos.